Prevención y Salud en Medicina Tradicional China: EL TAO COMO CAMINO DE SALUD 1

jueves, 6 de agosto de 2009

EL TAO COMO CAMINO DE SALUD 1


Hola amig@s, como siempre y siguiendo el lema del blog sobre la PREVENCION de nuestra salud, y a expensas de repetirme más de una vez con los mismos temas, quiero resumiros una parte del libro de J.L. Padilla, que nos habla precisamente sobre la Prevención, mi primera idea era copiarlo textualmente, pero es demasiado largo, incluso en particiones o capítulos, por lo tanto, voy a intentar resumirlo copiando trozos textualmente, ya que son de una exquisited sublime, al menos para mi, y espero que sea de vuestro agrado también.
1.- El Tao
El emperador celeste, Huang Di, pregunta al sabio de la corte, Qi Bo:
PORQUÉ EL HOMBRE SE ENFERMA?"
Esta cuestión tan simple en apariencia, nos hace reflexionar sobre la aparición de la enfermedad puesto que, en la naturaleza, las cosas no enferman. La piedra no se pone enferma. La planta no se pone enferma. El animal en libertad no se pone enfermo. Cuando existen es porque hay algo siempre es el hombre que les hace estar enfermos.
El hombre sabio le contesta a nuestro Emperador, lo siguiente:
"Es que el hombre se pone enfermo porque no sigue el sentido del Tao".
"¿Qué es seguir el sentido del Tao?"
"¿Y qué es el Tao?"
El Tao es simplemente una fuerza que todo el mundo puede percibir. Es la fuerza que existe en el universo, que da origen y entretiene a todas las cosas. Es la fuerza que mueve la Tierra... que mueve las que desplaza las galaxias... Hay una fuerza. Y la podemos percibir en diferentes niveles, pero evidentemente, cuando nos asomamos por la noche y vernos el cielo, pensarnos:
"Aquí hay algo que hace posible que exista todo eso, a millones de años luz, y que tenga una fuerza tan increíble como la que pueda tener el sol o las estrellas... esa fuerza, eso es indiscutible". Y tenernos que partir de cosas que sean indiscutibles.
2.- Seguir el sentido del Tao.
Y dice el sabio: "El hombre enferma porque no sigue el sentido del Tao".
Luego el hombre enferma porque no se mueve de forma adecuada.
Pero no se mueve adecuadamente en su totalidad, no solamente en el movimiento de desplazarse. No se mueve en su sentimiento...en sus acciones... de forma adecuada.
En consecuencia, para que el hombre no enferme hay que prevenirle, o sea, educarle... enseñarle... para que se mueva de forma adecuada. Si él se mueve en el sentido del Tao y de forma adecuada no enferma. Si se mueve en el sentido contrario, enfermará. Eso es muy simple. Muy simple pero... muy profundo.
Así, cuando el hombre se pregunta: ¿ Y porqué estoy enfermo?"
"Estás enfermo porque no sigues el sentido de lo que tú sabes que debes hacer. Si tú sigues el sentido de lo que sientes que debes hacer, no puedes estar enfermo".
Aquí se refiere al sentido puramente espiritual de hacer las cosas lo mejor posible, ser siempre agradecido, no hacer daño a nadie, en fin, vivir honradamente, no ser materialista y darnos cuenta de que sólo estamos aqui de paso.
3.- El Qi y su movimiento
"¿Se puede hacer de otra forma? ¿Actuar... sin que sea a través del verbo?"
"Si"
"¿Cómo?"
El hombre Oriental pensamiento filosófico— cuando observa, cuando contempla a un ser humano, lo que ve es una luz que se distribuye y que se mueve de una determinada forma; es decir, contempla al hombre como una luz a la que llama "Qi". No ve solamente lo aparente sino que ve algo más. Ve esa fuerza que se mueve y que hace posible que tengamos una forma. Y la ve a través del color de la cara... la ve a través del pulso... la ve a través de lo que oye... la ve a través de lo que huele... a través de tocar...
Percibe otra información: percibe la fuerza que mueve al ser, que es una manifestación más de esa fuerza que mueve todo el Universo.
Entonces, si nos fijamos en un ser humano, vemos que la energía no transcurre en él como en un tronco de árbol, sino que es un ser articulado. La energía tiene que pasar por determinados obstáculos y se concentra específicamente en esos "obstáculos" para poder hacer diferentes movimientos.
Hay más energía en la articulación que en un trozo de hueso porque esa energía es necesaria para que se pueda mover el dedo.
"¡Ah! ¡Un momento! Si la energía del ser se mueve para que él se pueda mover, y si la energía yo la puedo percibir y captar más en las articulaciones, si yo activo las articulaciones favoreceré el movimiento de la energía. Y si favorezco el movimiento de la energía favorezco el movimiento en el sentido del Tao. Luego ya tengo una forma de prevenir cualquier enfermedad: ACTUAR SOBRE LAS ARTICULACIONES DE UNA DETERMINADA FORMA.
Todo lo que sea facilitar el movimiento en donde está la energía es ir en el sentido del Tao. Así "prevenimos".
Resumiendo aquí tenemos la primera de las normas para prevenir la salud: LA ACTIVIDAD FÍSICA". En la antigua China ya se trabajó en ello y hay actividades como el Qigong y el Tai Chi que trabajan sobre esta filosofía del Tao de potenciar y activar las articulaciones, hay un dicho chino que dice que empezamos a envejecer a partir de las rodillas.
Aqui os dejo la primera parte y más adelante os hablaré de la respiración, de la alimentación,...
Un abrazo
Por débil o frágil que sea el cuerpo,
la mente podemos fortalecerla.

1 comentario:

José Antonio Ruiz Rodríguez dijo...

DR. CAMPANA, no sé cómo agradecerte todos estos consejos que nos das. Dices que has tomado información del libro de J. L. Padilla. Una pregunta, ¿podrías informarme del título? La verdad es que por lo que leído en esta entrada tiene muy buena pinta y me gustaría hacerme con él. Recibe un fuerte abrazo.