Prevención y Salud en Medicina Tradicional China: LA MENOPAUSIA

martes, 3 de marzo de 2009

LA MENOPAUSIA


LA MENOPAUSIA

La menopausia es un fenómeno que afecta a las mujeres alrededor de los 50 años y que señala un cambio en el cuerpo y una transición hacia una nueva etapa de la vida. Consiste en la interrupción regular del ciclo menstrual que provoca en la mayoría de las mujeres diferentes síntomas como calor corporal, sofocos, transpiración excesiva, sudor nocturno, inquietud, insomnio, mareos, acúfenos, molestias lumbares, debilidad de las rodillas, edemas, palpitaciones, emociones descontroladas,… Los síntomas duran aproximadamente unos 2 o 3 años, aunque se puede alargar hasta los 5 años, comportando un estado físico y mental que perjudica a la integridad de la persona, aunque afortunadamente hay remedios que pueden aliviar los síntomas y hacer más fácil el tránsito de esta etapa de la vida de la mujer.

LA CAUSA

Fisiológicamente es un fallo ovárico que lleva al cese natural de la menstruación, debida a la pérdida de la actividad folicular del ovario.
En la Medicina Tradicional China (MTC), la menopausia es una disminución o agotamiento del Qi de Riñón. Esto rompe el equilibrio entre Yin y Yang, provocando una perturbación del Qi y el Xue (sangre) del corazón, hígado, bazo y estómago.

SÍNDROMES:

1.- Deficiencia de Yin de Riñón:
Las manifestaciones clínicas que se observan incluyen menstruación irregular, poca cantidad, con amenorrea y leucorrea, sequedad vaginal, sofocos, sudor nocturno, sensación de calor corporal, mareos, acúfenos, insomnio, sueño alterado, molestias lumbares, debilidad, fatiga… La lengua roja con poca capa, y el pulso fino y rápido.
Si se acompaña con insuficiencia de Hígado hay irritabilidad, vértigo, cefalea, sequedad en ojos y el pulso es de cuerda.

2.- Desequilibrio de Corazón y Riñón

Las manifestaciones clínicas en este caso son menstruación irregular, o cese de la menstruación, insomnio, sueños abundantes, irritabilidad, pérdida de memoria, mareos, trastornos mentales, palpitaciones, fatiga, dolor lumbar, la punta de la lengua roja, el pulso fino, débil y rápido.

3.- Deficiencia de Yang de Riñón y Bazo

Las manifestaciones clínicas incluyen la menstruación irregular, ciclo menstrual alargado, escaso flujo de color pálido, sofocos, intranquilidad, irritabilidad, falta de sueño, cara pálida, heces pastosas, edema en la cara y extremidades, orina frecuente, distensión abdominal, la lengua es pálida con capa fina y blanca y el pulso profundo y débil.

TRATAMIENTO SEGÚN LA MTC

Según la diferenciación de síndromes, se aplica el principio terapéutico correspondiente, utilizando la acupuntura y la fitoterapia china para resolver el problema. Hay tratamiento para nutrir el Yin, tonificar el Riñón e Hígado, reprimir el Yang, calmar el fuego del Corazón y tranquilizar el Shen (la mente), vigorizar el Bazo, …
En acupuntura se utilizan los siguientes puntos: Shenshu, Pishu, Ganshu, Fengchi, Shenmen, Neiguan, Hegu, Xuehai, Sanyinjiao, Zusanli, Taichong,…
En fitoterapia, Geng Nian An Wan (bolas concentradas para menopausia), Tian Wang Bu XinWan (bolas concentradas del emperador celeste para tonificar el corazón), Liu Wei Di Haung Wan (bolas concentradas de seis ingredientes para tonificar el Yin de Riñón), Gui Pi Wan (bolas concentradas que restablece el Bazo), …
La MTC trata la menopausia, reforzando las funciones renales para equilibrar el Yin y el Yang de todo el cuerpo. Con ello también se previene la Osteoporosis, porque según la MTC “ el riñón determina la condición del hueso y de la médula”. Una insuficiencia de médula ósea no puede nutrir correctamente al hueso, por lo que aparece la osteoporosis.

LA PREVENCIÓN

La menopausia es un fenómeno natural que toda mujer experimentará, la Medicina Tradicional China puede ayudarle a evitar algunos de los síntomas más incómodos. Seria bueno consultar con un experto en MTC a partir de los 40 años para empezar a regular y controlar las funciones renales antes de que empiece la menopausia.
Las mujeres jóvenes deberían seguir un tratamiento regular para asegurar un ciclo y una menstruación correcta y tratar el Síndrome Premenstrual lo antes posible, para prevenir los síntomas menopáusicos, cuando llegue la edad.

La salud de nuestro cuerpo
la gastamos al "por mayor";
más, una vez perdida,
la compramos al "por menor"